Córcega GR-20 - Etapa 3

Cimas, crestas, altiplanos... y el refu "cabrón"
Toca cima para desayunar: el Incudine. A las 4:30 suenan las alarmas, esta sería a partir de este momento la hora "oficial" para despertarse todos los días. Nos pareció buena idea ya que amaneciendo sobre las 6, estaríamos una hora caminando con los frontales al partir de los refus, y comenzaríamos a tener claridad sin perdernos ningún paisaje nuevo.

Este día probé por primera vez un "dulce" típico de Córcega, el "pan corso" o algo así, que consistía en una especie de baguette dura cortada en trozos con varios sabores a elegir: con almendras, con miel, con trocitos de naranja... Costaba comer más de una rebanada porque llenaba un montón, así que enseguida le encasquetamos el nombre del "pan élfico": las lembas. Con eso y un café soluble con leche condensada empezamos a subir por la ladera del Monte Incudine con este panorama (así da gusto madrugar)
10

110

Por delante una variada etapa en la que primero tendríamos que hacer cima en el Incudine, posteriormente bajar por la otra vertiente en busca del Altiplano de Coscione para, tras atravesar este altiplano, rematar la jornada recorriendo una larga cresta que nos llevaría al refugio de Usciolu. Según la guía 1100 metros en ascensos y 800 en descensos.
De momento tocaba p'arriba
40

50

Enfrente teníamos abruptas paredes, pero el trazado del GR nos iba a llevar a la izquierda de ellas para ganar el cordal por una zona más favorable, aunque casi siempre por terreno rocoso
60

70

80

Poco antes de alcanzar el cordal, el sol asoma a nuestra espalda y le da al camino un bonito color rojo. A medida que avance el día terminaremos de sol hasta el gorro, pero a estas alturas no se puede evitar parar a disfrutar el regalo mientras avanzamos en horizontal por una zona de grandes lanchones inclinados
140

120

90

100

150

El refugio a estas alturas ya queda muy abajo
130

Llegamos a lo alto del cordal, y en pocos minutos todos vamos alcanzando la cumbre del Incudine, aquí alguno de los compis ya en la cima junto a una gran cruz caída
170

Las vistas eran amplísimas y paramos unos minutos a disfrutarlas
190

Aquí vemos los últimos metros recorridos hasta la cima
220

Hacia el sureste, en primer término vemos el macizo de las Agujas de Bavella y por detras asoman diversos cordales que hemos superado en las dos primeras etapas
180

Y mirando en el sentido de la marcha, en primer plano se ve una loma y en la parte izquierda se aprecia el recorrido del sendero, y justo detrás casi toda la cresta que tendremos que recorrer para llegar al refu... y a la que hay que llegar primero claro está, no nos queda pateo ni ná!
230

Sí foto=sí cima del Incudine (Angel, Kiku, Iván, Taña, Oscar y Ruth. Geme y Gloria venían un poco más atrás y Kepa iba por delante, claro, como es de Bilbao!)
200

Sin entretenernos demasiado empezamos a bajar al altiplano, a la derecha vemos este bonito circo
240

Frente a nosotros vemos todo el altiplano, salpicado de bosques, mucho más bonito de lo que reflejan las fotos, y al fondo la cresta que recorreremos al final de la jornada
270

280

Vamos alternando hayedo y pradera, se agradece la sombra y eso que aún es pronto
290

310

Después de pasar unas amplias praderas, llegamos a un nuevo y denso hayedo y la pendiente se acentúa
340

Finalmente llegamos a la pasarela de Furcinchescu, que nos permite atravesar el río del mismo nombre para continuar ya en ligero ascenso por el altiplano
350

360

380

El altiplano de Coscione es bucólico, las fotos no lo reflejan pero a pesar del calor sofocante es un placer caminar por lugares como este
400

420

430

Atrás... muyyyy atrás queda ya el monte Incudine
500

Nos vamos despidiendo del suave altiplano, en breve el escenario cambiará radicalmente una vez que alcancemos el collado de Bocca di l'Agnone
450



Al alcanzar el collado que se sitúa en el interior de un hayedo, disfrutamos de esta bonita vista hacia la otra vertiente
550

Delante de nosotros ya surgen los primeros resaltes de la cresta que nos queda por recorrer... el paraje es espectacular!!!
570

A lo largo del recorrido por la cresta, el GR nos conducirá continuamente de una a otra vertiente, atravesando bonitas brechas como esta
580

590

Allá a tomar por c*..., digooo muy lejos, en la ladera del pico que se ve ensombrecido por la nube esta el refu... suerte que no lo sabíamos aún!!
610

No lo sabíamos pero lo imaginábamos, porque en una comunicación por walki con Verto, que iba por delante, nos comentó: "dentro de poco veréis el refu... estooo.... parece que está cerca... pero no os agobieis vale??... vosotros tranquilos..." Ostiiii que mal rollito jejeje
Atrás el Incudine quedaba tan lejos ya que parecía increible que unas horas antes estuviéramos en su cima!
630

Seguíamos y la crestita iba poco a poco agotando nuestras reservas de "simpatía":
Qué bonita la crestita...
640

...ale poco a poco, que ya no puede quedar mucho...
660

...anda y ahora un destrepe, bueno pues lo destrepamos y le hacemos fotito... se me tá empezando a hacer algo larga jeje...
670

... y máaaaaaaaas crestita, ale venga, vamos...


... joeeeer con la crestita, y el refu allí, en la puñetera sombra, no se puede acercar él un poco?!!!!...
700

...miradlo, miradlo, ahí está, en los puntitos rojos... ahora ya sí que estamos no?...
720

...pues nooooooo!! ahora nos ponemos a subir-bajar-ladear-resubir-rebajar-reladear todos, y digo TODOS-TODOS, los resaltitos que quedan de cresta hasta llegar al refu!!!
uno por aquí
740

otro por allá
770

ahora rodeamos este de aquí
760

ahora volvemos por este otro lado
750

y venga riscos y más riscos, cagüentooo que larguita se nos hizooooo, y mira que a mí me gustan las crestas!!
790


Cuando ya estábamos empezando a hacer comentarios sobre los parientes cercanos y no tan cercanos de los que "pintaron las rayitas", el senderito comienza a descender y ya parece que sí tenemos al refu a tiro de piedra
800

Eso sí, primero atravesamos unos lanchones y hacemos una bajadita empinada... no vaya a ser que lleguemos muy descansados y no cojamos luego el sueño!!
810


Por fin en el refuuuuuuuuuuuuuu, abrazos, cervecitas (de castañas) ducha y una porquería de cena a base de espirales de pasta con zanahoria (sólo con zanahoria, sin salsa ni ná) era lo que nos esperaba... eso sí, una etapa PRECIOSA a pesar de lo larga que se hizo la cresta al final.
Al rato llamaron Geme y Gloria, era imposible seguir con los pies así y habían decidido salir a un pueblo y dedicar las vacaciones a visitar la costa. Nos dió pena no seguir juntos pero nos quedamos muy tranquilos sabiendo que estaban bien y que iban a disfrutar las vacaciones de otra manera.

Por último la prueba de la calcetinada: este "moreno" se fue con la ducha jeje
820

1 comentario:

Amaya dijo...

Hola!!
estamos pensando lanzarnos a la aventura de norte a Sur del GR20 en Septiembre......Hemos hecho el Camino de Santiago del norte y hemos aguantado bien...pero esto no tiene nada que ver, no? sólo pueden hacerlo gente con forma física cuasi-profesional?
GRacias!!
Amaya