Vacaciones en Asturias (Junio 2008)

Pues vamos a estrenar el blog, y que mejor manera que poniendo algunas fotos de las recientes vacaciones, pa daros envidia más que nada jeje...

Ha sido una semana y media por Picos de Europa y la costa oriental asturiana. En principio iba a irme sólo, pero al final mi hermano consiguio unos días y el resultado fue muchísimo más variado y divertido de lo esperado. Hicimos tres rutas "clásicas", una en cada macizo de Picos de Europa, pero sin entrar en las "zonas altas", donde el tiempo estaba además muy inestable.


1. Mirador de Ordiales (macizo occidental)
Para esta ruta hay que llegar a los famosos Lagos de Covadonga, en la foto el Ercina y una vaca que amablemente posó para la posteridad


Pero nuestra ruta no parte desde el Ercina, sino desde el lago de Enol, hay que seguir una pista de tierra que lleva al lugar llamado Pan de Carmen, donde se puede dejar el coche y comenzar a caminar por el sendero (marcado por el parque) que va a Vegarredonda, la ruta es preciosa desde el inicio

a lo lejos, de izqda a dcha, la hermosa torre del Alba y la torre de la Canal Parda nos dan la Bienvenida:

Atravesamos tranquilas vegas, donde el ganado pasta a sus anchas, como la bonita Vega la Piedra:

O la Vega Canrasu, que estaba concurrida:

En breve llegamos al refugio de Vegarredonda, en un marco de montaña incomparable y continuamos hacia Ordiales, viendo en algún momento la preciosa Torre de Santa Maria (o Peña Santa de Enol):

Poco después, llegamos a Ordiales con visibilidad nula debido a la repentina niebla, así que pasamos el resto de la tarde en el chozo (sucísimo por cierto) charlando un buen rato con un americano que estaba también de vacaciones. Nosotros pasamos allí la noche (con un par) y el día siguiente amaneció ya sin niebla en la vega (mi hermano, el refugio y al fondo el Pico Cotalba):

Disfrutamos de la compañía de los rebecos en la vega de Ordiales

Si alguien a estas alturas despues de ir viendo estas fotos se pregunta a que carajo subimos a las montañas es que tiene la sangre "cuajá", o no? Nos acercamos al mirador (donde descansan los restos de D.Pedro Pidal, marques de Villaviciosa, primero junto al "cainejo" en conquistar la cumbre del mítico Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes) a disfrutar de las vistas

Quisimos subir al Cotalba, pero el tiempo no acompañaba así que nos volvimos, y aprovechamos para visitar los restos de las minas de Buferrera, junto al lago Ercina.


2. Bulnes por la Canal del Tejo (macizo Central)
Nuestra ruta comienza en Puente Poncebos, caminando durante unos centenares de metros entre la "romería" que se dispone a recorrer la Garganta del Cares, pero pronto nos desviamos para cruzarlo y entrar en la preciosa canal del Tejo, es curioso como senderos preciosos como el que vamos a recorrer quedan olvidados para muchos visitantes ante la fama de la Garganta del Cares

Colgado en la pared que queda a nuestra espalda cerrando la canal, vemos el pueblecito de Camarmeña

Bulnes no tiene acceso "rodado", sólo se puede llegar mediante el "tren subterráneo" que se construyo hace unos años o a pie por esta senda o desde Sotres. El camino está literalmente "colgado" en la pared de la canal

En algunos lugares hay que tener cuidado con las piedras que hacen caer estos simpáticos "lugareños"

Increible pero cierto, no sacamos ni una foto de Bulnes, pa matarnos!!! En fin, despues de tomar una cervecita en Bulnes, subimos aún un poco más, hasta quedar frente a la canal de Balcosín, lugar desde el que se puede ver el impresionante Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes)



3. Tresviso desde la central de Urdón (macizo oriental)
Tresviso es un pequeño pueblecito cántabro al que sin embargo no es posible acceder por carretera desde Cantabria, para llegar a él desde la vertiente cantabra hay que recorrer un aéreo y bonito camino que parte de la central de Urdón, en pleno desfiladero de la Hermida


El camino es de verdad impresionante, aqui tenéis una vista desde la parte alta


Es una subida pronunciada, pero las vistas compensan


Cerca ya de Tresviso, llegamos a las invernales de Prías, en un rincón idílico


Y ya llegando al pueblo, la niebla hizo su aparición, para poner algo de "ambientillo"





Pero no todo fue montaña, también hubo playa y visitas turísticas, aqui tenéis una bonita panorámica desde un acantilado en Vidiago, que nos costó unos cuantos pinchazos debido a los zarzales:





Un saludete!!


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Prueba de comentario

Joan González dijo...

HOLA OSCAR, BUENA TIERRA ...CONOZCO PARTE DE LOS PICOS...

SALUT
JOAN

Clari dijo...

que lindo es irse de vacaciones! yo disfruto mucho. este año saque pasajes a Mendoza para irme con mi familia. la pasamos de 10